Jueves, 26 Julio 2018 00:00

El Aissami desempolva desatendido esquema organizativo de las empresas básicas creado hace nueve años [+ video]

 
Valora este artículo
(1 Voto)
El Ejecutivo ha desatendido la planificación de las industrias de Guayana con el resultado de un mayor retroceso de la producción El Ejecutivo ha desatendido la planificación de las industrias de Guayana con el resultado de un mayor retroceso de la producción Foto Archivo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Descontrolada emisión monetaria volverá inútil eliminación de cinco ceros al bolívar

barra 4naranja220

Gobierno desconoce fracaso gerencial en empresas básicas con régimen especial para reactivar la productividad

barra 4naranja220

Pedro Maldonado es el nuevo presidente de la desmembrada CVG

barra 4naranja220

El Aissami reedita el “nuevo comienzo” y elevar a “máxima potencia” producción de las arruinadas empresas básicas

barra 4naranja220

“La planificación y el control de gestión que eran rutinarias en las empresas básicas ya no existen”

 

El ministro de Industrias y Producción Nacional y vicepresidente para el Área Económica, Tareck El Aissami, anunció este jueves que el Ejecutivo aprobó el nuevo esquema organizacional y operacional de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) con dos grandes áreas de acción: el sector aluminio y el sector hierro y acero, un modelo que desempolva las abandonadas propuestas organizativas del Plan Guayana Socialista 2009-2019.

“La adscripción de las industrias básicas al Ministerio de Industrias y a la CVG generará una rigurosa planificación centralizada de sus actividades en dos grandes áreas de acción: sector aluminio y el sector hierro y acero, lo que se traduce en un efectivo control de la actividad política, administrativa y operativa de nuestras industrias básicas, así como la adecuada y transparente inversión de sus recursos en las áreas de mayor importancia”, dijo El Aissami, en medio de la recapitulación de anuncios vinculados a la reconversión monetaria que entrará en vigencia el 20 de agosto.

El ministro sostuvo que este es el plan de la Guayana socialista con la participación de la clase obrera, “un nuevo esquema organizacional y operativo de la CVG nace a partir de hoy”, insistió, sin mencionar sin embargo los antecedentes del Plan Guayana Socialista.

Las mesas de trabajo que hace casi una década configuraron el Plan Guayana Socialista 2009-2019 tenían un objetivo específico: construir una propuesta organizativa estructural de las empresas básicas hoy existentes, asociadas a los sectores productivos hierro-acero y aluminio.

Con ese objetivo y el diagnóstico consabido de la desarticulación de las industrias que operaban como islas y en las que privaba el carácter mercantilista, el Plan Guayana Socialista proponía además del control de la producción por parte de los trabajadores y la planificación centralizada, que las empresas se integraran en función de sus procesos productivos.

De esta manera, a la propuesta de creación de una Corporación Siderúrgica de Venezuela estarían adscritas las industrias del sector hierro-acero y se crearían unidades de producción o negocios, tales como: Unidad productiva de Minas, Reducción, Pellas, Acerías, Laminación y Comercialización. Asimismo, las empresas del aluminio se consolidarían en un solo consorcio: la Corporación del Aluminio.

Las corporaciones fueron creadas en 2009, pero tras casi una década de su constitución en papel, el modelo de funcionamiento sigue siendo similar al de ese año, amén de que el control obrero fue tildado como un fracaso por autoridades gubernamentales y las empresas de metales retrocedieron a niveles mínimos de operación.

Ese modelo, visualizado ya hace casi una década, es el que El Aissami revivió este jueves.

Urgen inversiones, más que definición de procesos 

El economista Adrián Vásquez, quien en 2016 coordinó la comisión investigadora de las empresas básicas por parte de la Asamblea Nacional, sostuvo que la concepción de administrar las empresas básicas a través de sus procesos productivos -hierro-acero y aluminio- es acertada, pero deja de lado la prioridad actual: las inversiones.

  AdriAnVAsquez
“Actualmente no estamos en condiciones de competir, porque tenemos costos excesivos de personal y producción que no permiten que las empresas sean rentables”, sostuvo Vásquez
 

“Es una reedición de lo que se ha establecido a nivel legal con las corporaciones. Eso funcionaría porque ahorraría procesos, unificarías pasos operativos y administrativos, pero está dejando por fuera cómo se va a hacer con el tema de las inversiones que requieren. No es solo procesos sino las inversiones que requiere el conglomerado de las empresas, que están prácticamente en cero producción y con un aumento excesivo de personal y costos. Eso tiene que ir unido”.

Las industrias operan en la actualidad a menos de 10% de su capacidad instalada la mayoría, con un intenso déficit de insumos básicos y equipos. La falta de inversión ha determinado la paralización desde hace 10 meses de la refinadora de alúmina de la estatal Bauxilum, por ejemplo, y el descalabro en más de 90% de la producción de Sidor con respecto a hace una década.

Vásquez resaltó que la creación de las corporaciones no ha tenido efecto práctico, lo que confirma la necesidad de inversiones y gerencia, una tarea que ha sido encomendada a militares -principalmente- carentes de experiencia en el área.

“Todas las empresas tienen capacidad de diseño para ir a los mercados internacionales, el mercado nacional no demanda toda la producción cuando opera al 100%, pero en esos mercados internacionales debes tener costos de producción que te permitan competir. Actualmente no estamos en esas condiciones, porque tenemos costos excesivos de personal y producción que no permiten que sean rentables”, puntualizó.

La vieja deuda del PGS 

Para Blanca García, una de las participantes del Plan Guayana Socialista por el sector aluminio, la concepción presidencialista impidió que la participación protagónica de los trabajadores como lo trazaba el plan se concretara. “Seguimos teniendo la misma organización, las administraciones son separadas, cada empresa funciona de forma aislada y el planteamiento es la unificación de las empresas a través de procesos. Ese es el fundamento y no se ha concretado. Se han tomado solo algunos aspectos de los proyectos que se han ejecutado desde 2009”, dijo.

“Para que asumamos el control falta mucho que nadar, mucha tela que cortar. Es un proceso de adaptación relacionado con la organización de los trabajadores, pero en esta etapa hay mayor maduración para eso”, agregó.

No obstante, en el actual contexto de deterioro productivo consideró como problema inmediato a resolver la adquisición de materia prima, una falla que choca con los planes fugaces del gobierno de sustitución de importaciones. La falta de oportunidad en la provisión de insumos, la falta de gerencia y la desinversión han anulado las potencialidades de las industrias de Guayana como alternativa económica.

Visto 1492 veces Modificado por última vez en Viernes, 27 Julio 2018 11:36

La actividad comercial en Ciudad Guayana acató el decreto de día no laborable este 20 de agosto, salvo algunos negocios y vendedor...

Salvo escasas excepciones, en Ciudad Guayana la mayoría de los comercios funcionaron con normalidad hasta el viernes en la noche, ...

“El petro será el mecanismo de anclaje para buscar el equilibrio revaluador de la moneda, del salario y los precios”, dijo el dict...

Sudeban activó el 0800 Sudeban (0800-7833226) que funcionará las 24 horas, para atender “cualquier contingencia” que se presente e...