Miércoles, 18 Abril 2018 00:00

Pediátrico Menca de Leoni tiene diez días cerrado por colapso de aguas negras

 
Valora este artículo
(0 votos)
El jefe de servicio del pediátrico Menca de Leoni, Guillermo Valderrama, exigió a las autoridades que agilicen las reparaciones: “Es gente en franco estado de necesidad la que se está dejando de atender” El jefe de servicio del pediátrico Menca de Leoni, Guillermo Valderrama, exigió a las autoridades que agilicen las reparaciones: “Es gente en franco estado de necesidad la que se está dejando de atender” FOTO WILLIAM URDANETA

@OrianaFaoro

El pediátrico más importante del suroriente de Venezuela tiene 10 días que no recibe nuevos pacientes, ni por emergencia ni por consultas. El centro Menca de Leoni, adscrito al hospital Dr. Raúl Leoni, de San Félix, estado Bolívar, tiene años con serias deficiencias de insumos e infraestructura y el sistema de aguas negras colapsó por completo por falta de mantenimiento. Por eso, las autoridades de salud decidieron cerrarlo hasta nuevo aviso.

El jefe de servicios del pediátrico, Guillermo Valderrama, llamó la atención de las autoridades. “No es el repuesto de un carro, son seres humanos en franca situación de necesidad los que se están dejando de atender aquí, simplemente por la indolencia de las autoridades”, lamentó.

Valderrama reveló que hace 10 días que una comisión de la Gobernación de Bolívar arrancó los sanitarios y demás piezas de los baños del área de emergencia, pero luego nadie se hizo responsable de continuar la obra. Dejaron al pediátrico en un gran riesgo de contaminación, y ya van 10 días en que no hay noticias de licitaciones, contrataciones o proyectos para arreglar el sistema de tuberías.

“Hicimos múltiples denuncias y aparecieron comisiones de la Gobernación que desmantelaron todo, pero sin tener un plan o un presupuesto (…) El hospital está cerrado por negligencia de la propia institución que no da respuesta”. Ni el Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS), al que pertenece el centro hospitalario, ni el Instituto de Salud Pública (ISP) o el Ministerio de Salud responden por el colapso del hospital que solía atender más de 150 emergencias diarias.

El pronunciamiento de Valderrama y su equipo busca romper el silencio de la política de oscurantismo mediático de las autoridades sanitarias. “No le dicen la verdad de lo que ocurre al pueblo y esto no es secreto (…) Teníamos un año sin rayos X, sin laboratorio, sin medicamentos adecuados, los familiares tienen que sufragar hasta yelcos…”, relató. La gota que rebasó el vaso es que las tuberías de aguas negras ya no se destapan con el rutinario paliativo de introducir guayas.

La fachada del pediátrico está ennegrecida por filtraciones y moho. Adentro no hay aire acondicionado y el techo de las salas de neonatología y consulta médica colapsó recientemente por falta de impermeabilización. La prensa no puede entrar porque lo impiden los vigilantes y los milicianos asignados por el IVSS. Por eso, los médicos dieron la rueda de prensa en la entrada del centro asistencial.

aguas negrasLas aguas negras del hospital están colapsadas pese a que el sistema está clausurado / FOTO CORTESÍA

Éxodo de personal

La deficiente infraestructura no es el único problema. El éxodo de profesionales venezolanos también afecta a los servicios de salud. En el Menca de Leoni quedan 14 pediatras y ya siete notificaron que tienen planes de irse del país en busca de un mejor futuro. Ayer martes, cuatro médicos de neonatología renunciaron, y ya la escasez de enfermeras obligó al cierre de un piso de hospitalización.

“¿Cómo esperar que se mantenga un personal que cobra una quincena de 200 mil bolívares, como en el caso de las enfermeras, o en el caso de los médicos residentes que cobran 400mil bolívares?”, especificó Valderrama, y reveló que un médico especialista, sin bonificaciones, tiene un sueldo base de 800mil bolívares.

La falta de políticas económicas que encaucen el futuro del país, aunado al fracaso de las políticas sanitarias que han propiciado el retorno de enfermedades extintas en Venezuela, alejan cada vez más a los ciudadanos del derecho a la salud gratuita que establece la Constitución. Ahora, la creciente escasez de especialistas en los hospitales públicos se suma a las dificultades.

Hospital neurálgico

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Médicos de Guayana marcharon otra vez contra el fracaso de la política sanitaria de Maduro

barra 4naranja220

Tropiezos del plan nacional de vacunación agudizan riesgo de mortalidad infantil en Guayana

barra 4naranja220

Ministro de Salud admite que en Bolívar hubo 400mil casos de malaaria en 2017

barra 4naranja220

 

El Menca de Leoni fue el primer hospital del país que diagnosticó los casos de difteria, sarampión y tos ferina, enfermedades reemergentes en Venezuela, producto del fracaso de las políticas públicas de vacunación. Se convirtió en el centro piloto del tratamiento contra la difteria y el sarampión, junto con el hospital Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar.

Con el cierre del pediátrico, los pacientes infantiles que a diario eran remitidos a este importante centro asistencial, quedan prácticamente desamparados, pues la realidad del otro hospital de Guayana, Uyapar, es la misma.

Al Menca de Leoni llegan casos de todo el estado Bolívar, sobre todo de los municipios del sur, pues la precariedad hospitalaria en El Callao, Guasipati, Upata y Tumeremo es mayor. Además, son habituales pacientes de Monagas y Anzoátegui, así como de Delta Amacuro.

La sobredemanda de pacientes no es suficiente para que las autoridades hagan algo por el hospital, ni tampoco para que retomen la construcción del hospital central de San Félix, obra prometida para inaugurar en 2016, pero que no pasó del movimiento de tierras.

Con el cierre de la sala de emergencia del Menca de Leoni, los médicos habilitaron un área para continuar prestando atención que no tiene ni aire acondicionado ni tomas de oxígeno. Aun así, con pocos pacientes hospitalizados, sigue siendo cuesta arriba trabajar con una sola bombona de oxígeno y un solo manómetro para todos los niños internos. “Todas las autoridades que vienen se quedan asombradas y dicen ‘no teníamos ni idea de que estaban tan mal’, pero las soluciones no llegan”, lamentó Valderrama.

Los médicos y enfermeras del Menca de Leoni respaldaron al jefe de servicios con pancartas, y esperan que las declaraciones públicas ayuden a acelerar los procesos administrativos para financiar las reparaciones. “Nosotros nos sentimos de manos atadas y de alguna manera somos cómplices si nos quedamos callados”, dijo Valderrama, sumando otro testimonio a la lista que desde hace dos años documentan la emergencia humanitaria de Venezuela.

Visto 3515 veces Modificado por última vez en Miércoles, 18 Abril 2018 21:43

La Gran Misión Vivienda Venezuela es el programa habitacional del Estado, vigente en todo el país, tutelado por el Ministerio de V...

“Así como están investigando a algunos trabajadores por el vandalismo de los últimos días, debería investigarse a los gerentes que...

Durante la protesta de este martes, habitantes de distintos sectores de Puerto Ordaz recordaron que los problemas de distribución ...

Hace 23 años, la Alcaldía planteó el Plan Especial Castillito como la alternativa para reorganizar las barriadas que crecieron sin...

Vecinos de ese sector y de Villa Colombia aseguran que los trabajadores del servicio exigen pagos para recoger los desechos, mient...